domingo, 22 de diciembre de 2019

PALABRAS DE BENDICIÓN

“Cuando intentas alcanzar tu propio sentido de bendecido, eso siempre conduce a un deseo profundo de bendecir a los demás. La característica de los bendecidos es que, adonde quiera que van, siempre dicen palabras de bendición"

Henri Nouwen

ORAR POR LOS OTROS

“Orar por los otros significa hacerlos parte de nosotros mismos. Orar por los demás significa permitir que sus dolores y sufrimientos, sus ansiedades y soledades, su confusión y sus miedos resuenen en lo más íntimo de nosotros mismos. Orar es, así, convertirnos en aquellos por quienes oramos, convertirnos en el niño enfermo, la madre llena de miedo, el padre afligido… Orar en entrar en una profunda solidaridad con todo ser humano, de modo que en nosotros y a través de nosotros ellos puedan ser tocados por el poder sanante del Espíritu de Dios.” 

Henri Nouwen

martes, 10 de diciembre de 2019

UN DIOS QUE DESCIENDE...

"La compasión de Jesús se caracteriza por un empuje hacia abajo. Esto es lo que nos molesta. Nosotros no podemos ni pensar en nosotros mismos sino en términos de empuje hacia arriba, de movilidad ascendente en que luchamos por vidas mejores, salarios más altos y posiciones más prestigiosas. Por tanto, nos molesta profundamente un Dios que encarna un movimiento hacia abajo. En vez de luchar por una posición más elevada, por más poder y más influencia, Jesús va – como dice Karl Barth – de "las alturas a la profundidad, de la victoria a la derrota, de las riquezas a la pobreza, del triunfo al sufrimiento, de la vida a la muerte”. Toda la vida y misión de Jesús implica la aceptación de la impotencia y la revelación en esa impotencia del ilimitado amor de Dios.

Aquí vemos lo que significa compasión. No significa inclinarse hacia los desprivilegiados desde una posición privilegiada; no es un abrirse desde arriba a los desafortunados de abajo; no es un gesto de simpatía o piedad hacia quienes no han tenido éxito en el empuje hacia arriba. Por el contrario, la compasión significa ir directamente a las gentes y lugares en que el sufrimiento es más agudo, y construir allí un hogar. La compasión de Dios es total, absoluta, incondicional, sin reserva. Es la compasión de quien sigue yendo a los más olvidados rincones del mundo y que no puede descansar mientras sabe que hay seres humanos con lágrimas en sus ojos. Es la compasión de un Dios que no sólo se comporta como siervo, sino cuya servidumbre es una expresión directa de su divinidad".

Henri Nouwen

martes, 3 de diciembre de 2019

APRENDER A ESPERAR...

¿CÓMO ESPERAMOS AL QUE VIENE? 
(Algunas ideas tomadas de Henri Nouwen)

1. Una espera activa.
Esperar resulta esencial para la vida espiritual. Pero esperar como discípulo de Jesús no es una espera vacía, sino una espera con una promesa en nuestro corazón que hace ya presente lo que esperamos. Durante el Adviento esperamos el nacimiento de Jesús. Después de Pascua esperamos la venida del Espíritu y después de la Ascensión de Jesús esperamos su nueva venida gloriosa. Siempre estamos esperando, pero es una espera vivida en el convencimiento de que ya hemos visto las huellas de Dios, de que lo que esperamos anhelantes, ya está aquí de alguna manera, ya ha comenzado para nosotros. Aquello que esperamos está creciendo en las entrañas de la tierra sobre la que estamos caminando.

2. Esperar con paciencia.
¿Cómo esperamos a Dios? Esperamos con paciencia. Pero paciencia no significa pasividad. Esperar pacientemente no es como esperar el autobús, o que deje de llover, o que salga el sol. Se trata de una espera activa en la que vivimos el momento presente al máximo para encontrar en él las señales de Aquel que estamos esperando. La palabra paciencia viene del verbo latino patior, que significa padecer. Esperar pacientemente significa padecer por el momento presente, saboreando plenamente, dejando que crezcan las semillas que están plantadas en el suelo que pisamos hasta convertirse en plantas resistentes Esperar pacientemente siempre significa prestar atención a lo que está ocurriendo ante nuestros propios ojos y ver en ellos los primeros rayos de la gloria venida de Dios. Se me ocurre aquí que padecer para Teresa es también amar, de modo que amar y sufrir por este presente nuestro a la vez es un modo hermoso de esperar.

3. Esperar expectantes.
Esperar pacientemente a Dios supone vivir expectantes, porque sin una expectativa, nuestra espera puede quedar atrapada en el presente. Cuando esperamos expectantes nuestro entero ser permanece expuesto a verse sorprendido por la alegría. A lo largo de los Evangelios Jesús nos pide que nos mantengamos despiertos y estemos alerta. Y San Pablo dice: “Ya es hora de levantarnos del sueño, pues nuestra salud está ahora más cerca que cuando empezamos a creer La noche está avanzada y se acerca ya el día. Despojémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistamos las armas de la luz” (Romanos 13, 11 y 12). Es esta expectativa gozosa de la venida de Dios la que ofrece vitalidad a nuestras vidas, porque aguardamos el cumplimiento de las promesas de Dios. 

4. Es una espera abierta

Es confiar que algo se realizará, pero se realizará de acuerdo con las promesas y no con nuestros deseos. Por tanto la esperanza tiene siempre un final abierto, y de ahí que sea muy importante hacer a un lado mis deseos y volverme a la esperanza. Es así como lo realmente nuevo puede sucederme. Esta espera abierta es una actitud inmensamente radical hacia la vida, confiando en alguien que sobrepasa mi imaginación; es dejar de tratar de controlar mi futuro, permitiendo que Dios defina nuestra vida. Seremos entonces, modelados, no por nuestros miedos, sino por su amor. 

5. Esperando juntos

No esperamos solos, porque somos parte de una comunidad de fe, que ha de ser comunidad de apoyo, celebración y afirmación, donde podemos elevar lo que ya ha comenzado en nosotros. Reunidos en oración alrededor de una promesa, eso es la Iglesia, eso es la eucaristía: elevar lo que ya está ahí, dar gracias por la semilla que ha sido plantada. Decimos: esperamos a Jesús, que ya ha venido, y vendrá siempre… Eso es la comunidad: el espacio seguro donde podemos esperar el cumplimiento de la promesa; donde hallaremos las condiciones para que fructifique la semilla; donde la llama se mantendrá encendida, sin el peligro de apagarse. 

6. Esperando en torno a la Palabra

Esperamos activos, pacientes, expectantes, abiertos y juntos, sabiendo que Alguien nos habla, nos interpela, nos convoca. Así es que estamos espiritualmente en nuestra casa, alertas, para abrirle la puerta cuando Él toque, y que entre y se haga carne en nosotros. Por eso la Palabra de Dios está siempre en medio de los que se reúnen en su nombre: para hacerse carne, para nacer y tener una vida nueva en nosotros. 

(Ideas recreadas de Henri Nouwen)

viernes, 29 de noviembre de 2019

PERSONAS AGRADECIDAS

"Es fácil dar gracias por las cosas buenas que nos pasan en la vida, pero ser agradecido por todo lo que nos pasa – lo bueno y lo malo, los momentos de alegría así como los momentos de tristeza, los éxitos así como los fracasos, las recompensas así como los rechazos – eso exige un duro trabajo espiritual. Sin embargo, solo cuando podemos decir "gracias" por todo lo que nos ha traído hasta el presente, seremos personas agradecidas en verdad. Mientras sigamos dividiendo la vida entre ocasiones y personas que nos agrada recordar, por un lado, y por el otro aquellas otras que preferimos olvidar, no podemos aspirar a la plenitud de nuestro ser, que es un don de Dios por el cual le debemos las gracias".

Henri Nouwen

jueves, 28 de noviembre de 2019

UNA VIDA Y UN CUERPO

"La auténtica vida espiritual es una vida encarnada. Por eso creo en la encarnación, en que Dios se hace carne, en que Dios entra en la carne, en el cuerpo; de manera que si se toca el cuerpo, en cierto sentido se toca la vida divina. No hay vida divina al margen del cuerpo, porque Dios decidió revestirse de un cuerpo o convertirse en cuerpo".

Henri Nouwen

GRACIAS, HENRI

"Tenía un extraordinario don pastoral para hablar de Dios a la gente. Incluso cuando estaba sumido en la angustia interior, su espíritu generoso y su don permanecían intactos".

"Los aspectos proféticos de su liderazgo no procedían de su posición en las fronteras de la Iglesia, sino de su profundo arraigo en la espiritualidad y las tradiciones eclesiales".

"Su enorme capacidad de acogida procedía de esa profundidad de la oración contemplativa y de la conexión con el amor de Dios, así como de su propia bondad". 

Michael Ford
El profeta herido

jueves, 21 de noviembre de 2019

REZAR HUMILDEMENTE Y EN VERDAD

"La experiencia de Nouwen era que la mayoría de los modelos de vida espiritual acompañados de una orientación mística están tan alejados de la experiencia de la vida real de los mortales corrientes que no hace demasiado bien pensar en ellos o estudiarlos, al igual que tampoco mostraba demasiado interés por las vidas o los escritos de los grandes maestros reconocidos de la vida espiritual. Estudiar espiritualidad trabajando estos textos podía ser de utilidad para algunas personas, pero para Nouwen este tipo de estudio era demasiado abstracto y demasiado intelectual. Le faltaba inmediatez y fomentaba la creencia de que la espiritualidad pertenecía a cierto ámbito más elevado habitado por colosos espirituales o por santos selectos. Con ello, la espiritualidad quedaba reducida a una de las secciones de las bibliotecas. 


Lo que le importaba a Henri no era identificar las etapas del encuentro místico, sino aprender a rezar humildemente y en verdad. Henri sacó a sus estudiantes universitarios de las bibliotecas y les pidió que se detuvieran a considerar lo que verdaderamente eran. Este era el comienzo de la oración. La oración es el aspecto más subjetivo y el más personal de la vida espiritual. En muchos sentidos, la oración es el auténtico barómetro de la propia religiosidad, el espacio donde existe una verdadera ligazón o no la hay. A nivel personal, para Henri Nouwen la oración era un espacio de solaz y de revelación de una realidad más profunda que le inspiró a lo largo de todos sus años de ministerio".

Michael O´Laughlin
El amado de Dios
Biografía espiritual de Henri Nouwen
DDB (Página 265)

viernes, 15 de noviembre de 2019

EN LA PLENITUD DEL TIEMPO...

"Jesús vino en la plenitud de los tiempos. Volverá en la plenitud de los tiempos.  Donde Jesús, el Cristo, está, el tiempo llega a su plenitud. Muchas veces experimentamos nuestro tiempo como un vacío.Esperamos que mañana, la semana que viene, el próximo año o mes sucedan las cosas reales. Pero a veces también experimentamos la plenitud del tiempo. Es cuando nos parece que el tiempo se ha detenido; que el pasado, el presente y el futuro se vuelven uno; que todo está presente donde nosotros estamos; y que Dios, nosotros, todo lo que es, estamos reunidos en una unidad total. Ésta es la experiencia del tiempo de Dios".

Henri Nouwen

domingo, 10 de noviembre de 2019

LIBRES PARA RECHAZAR SU AMOR

A menudo se representa el infierno como un lugar donde se castiga a la gente y el Cielo como un lugar donde se la recompensa. Pero este concepto nos lleva muchas veces a pensar en Dios como una especie de policía, que trata de capturarnos cuando cometemos un delito y nos manda a la cárcel cuando nuestros errores son muy grandes. O como un Papá Noel, que cuenta las cosas buenas que hemos hecho y pone recompensas en nuestras medias al final del año. 

 Dios, sin embargo, no es ni un policía ni un Papá Noel. Dios no nos manda al Cielo o al infierno según la frecuencia con que hemos obedecido o desobedecido. Dios es amor y solamente amor. En Dios no hay odio, deseo de venganza, ni placer en vernos castigados. Dios quiere perdonar, curar, restaurar, mostrarnos misericordia sin fin, y vernos regresar al hogar

 Pero del mismo modo como el padre del hijo pródigo dejó que su hijo tomara su propia decisión, Dios nos da la libertad para rechazar su amor, aun a riesgo de destruirnos a nosotros mismos. El infierno no es la elección de Dios. Es la nuestra. 

Henri Nouwen
Pan para el viaje
LUMEN

martes, 5 de noviembre de 2019

EN EL NOMBRE DE JESÚS...

¿Como da la Iglesia el testimonio de Cristo en el mundo? Primero y sobre todo, haciendo visible el amor de Jesús por los pobres y los débiles... Cuando damos de comer al hambriento, vestimos al desnudo, visitamos al solitario, escuchamos a los que han sido rechazados y aportamos paz y unidad a los que están divididos, proclamamos al Cristo vivo, sea que hablemos de Él o no. Es importante que cualquier cosa que hagamos o a cualquier lugar donde vayamos, sigamos estando presentes en el nombre de Jesús. Él nos envió. Apartados de su Nombre, nuestro ministerio perderá su energía divina.

Henri Nouwen

martes, 29 de octubre de 2019

CUANDO FALTA LA PAZ...

Te preguntas qué puedes hacer cuando te sientes atacado por todos los lados por fuerzas que parecen irresistibles, olas que te cubren y quieren hacerte perder pie. Esas olas pueden consistir en sentirte rechazado, olvidado, incomprendido. Pueden ser rabia, resentimiento o, incluso, un deseo de venganza. Pueden ser autocompasión y autorrechazo. Esas olas te hacen sentir como un niño inerme y abandonado por sus padres.

¿Cómo tienes que reaccionar? Haz una elección consciente para apartar la atención de tu corazón angustiado de esas olas y dirigirlo al que camina sobre ellas y dice: ¡Ánimo, soy Yo, no tengan miedo! (Mt 14,27; Mc 6,50; Jn 6,20). Mantén tu vista fija en él y confía ciegamente en que traerá la paz a tu corazón. Míralo y di: Señor, ten piedad. Dilo una y otra vez, no con ansiedad, sino con la confianza de que él está muy cerca de ti y dará reposo a tu alma.

Henri Nouwen
La voz interior del amor

jueves, 24 de octubre de 2019

VOLVER A CASA

"Durante mucho tiempo, busqué firmeza y seguridad entre los sabios e inteligentes, apenas consciente de que las cosas del Reino son reveladas a los niños, y que Dios ha escogido – para avergonzar a los sabios – a aquellos que son necios según las convenciones humanas. Pero cuando experimenté la cálida acogida, sin pretensiones, de los que no tienen nada de que jactarse; cuando recibí el abrazo cariñoso de personas que no hacían preguntas, entonces descubrí poco a poco que el verdadero retorno a nuestro hogar espiritual significa volvernos hacia los pobres de espíritu, a quienes pertenece el Reino de los Cielos".

Henri Nouwen

DIOS CAMINA EN LO HUMANO

"Dios se hizo carne por nosotros, para mostrarnos que la forma de ponerse en contacto con el amor de Dios es la forma humana, en la cual el afecto limitado y parcial que la gente puede dar, da acceso al amor ilimitado y completo que Dios ha derramado en el corazón humano. El amor de Dios no puede ser encontrado fuera de este afecto humano, aun cuando ese afecto humano esté contaminado por la parcialidad de nuestro tiempo".

Henri Nouwen
Camino a casa
Lumen

domingo, 20 de octubre de 2019

TENDIENDO PUENTES

Llegar a ser prójimos es tender un puente sobre la brecha que separa a las personas. En la medida en que haya distancia entre nosotros y no podamos mirarnos a los ojos, se plantea todo tipo de ideas e imágenes falsas. Llamamos a los otros con nombres ofensivos, hacemos bromas sobre ellos, los cubrimos con nuestros prejuicios y evitamos el contacto directo. Pensamos en ellos como enemigos. Nos olvidamos de que ellos aman como nosotros amamos, que cuidan de sus hijos como nosotros cuidamos de los nuestros, se enferman y mueren como nosotros. Olvidamos que son nuestros hermanos y hermanas y los tratamos como objetos que podemos destruir cuando queramos. Sólo cuando tenemos el valor de cruzar el camino y mirarnos a los ojos podemos ver que somos hijos del mismo Dios y miembros de la misma familia humana.

Henri Nouwen
Pan para el viaje

jueves, 17 de octubre de 2019

ABRAZAR LA CRUZ PARA ENCONTRAR TU VERDAD

"Tu dolor es profundo y no te abandonará fácilmente. Es únicamente tuyo, porque está unido a algunas de tus previas experiencias de vida.  Se te pide que hagas íntimamente tuyo ese dolor. Mientras tu parte herida permanezca extraña a tu ser de adulto, tu dolor te herirá a ti y a los demás. Sí, tienes que incorporar tu dolor a tu propia vida y hacer que dé fruto en tu corazón y en el de los demás. Es lo que quiere decir Jesús cuando te pide que cargues con tu cruz. Te anima a reconocer y abrazar tu sufrimiento único y a confiar en que tu camino de salvación está en eso. Cargar con tu cruz significa, en primer lugar, aceptar con buen ánimo tus heridas y dejar que ellas te revelen tu auténtica verdad".

Henri Nouwen
La voz interior del amor

lunes, 7 de octubre de 2019

PONER DELANTE EL AMOR

 “Tengo la impresión de que muchos de los debates en la Iglesia en torno a temas como el papado, la ordenación de las mujeres, el matrimonio de los sacerdotes, la homosexualidad, el control de la natalidad, el aborto y la eutanasia tienen lugar a un nivel fundamentalmente moral. En este nivel las distintas facciones batallan en torno al bien y el mal. Pero tal batalla suele estar alejada de la experiencia del amor primigenio de Dios que subyace a todas las relaciones humanas. Para describir las opiniones de las personas se emplean términos como derecha, reaccionario, conservador, liberal e izquierda, y muchos debates parecen más batallas políticas por el poder que búsquedas espirituales de la verdad”. 

(En el nombre de Jesús, PPC, 1998)


CONVERSIÓN

"Vender lo que posees, dejar tu familia y amigos, y seguir a Jesús, no es un hecho que suceda una vez en la vida. Se debe hacer muchas veces, de muchas formas diferentes. Y, ciertamente, no es cada vez más fácil".

Henri Nouwen

lunes, 30 de septiembre de 2019

"Hemos sido llamados a ser fructíferos – no exitosos, ni productivos, ni expertos. El éxito proviene de la fuerza, del estrés y del esfuerzo humano. Es cuando nos sabemos vulnerables, cuando admitimos nuestra propia debilidad, que damos frutos".

Henri Nouwen
(Discurso público en Yale, el 30 de marzo de 1995)

domingo, 29 de septiembre de 2019

ABRIENDO EL CORAZÓN

Hay tres cualidades espirituales que caracterizan a un seguidor de Jesús, convertido o transformado: Intimidad, Compasión y Gratitud. El amor de Dios, más que una enseñanza moral, es algo íntimo y delicado. Somos amados de una forma muy personal, por un Tú que nos conoce íntimamente y continúa amándonos fielmente, aun cuando nos comportemos mal, nos auto despreciemos, o rechacemos a Dios. Esta presencia personal de Jesús, que nos habla al corazón, nos llama naturalmente a la intimidad con nosotros mismos y con aquellos a quienes amamos. Poner en práctica esta realidad de ser amados se llama compasión. Pero hay que saber superar dos obstáculos difíciles para alcanzar esta cualidad espiritual: la tendencia a sentir lástima de los demás y la tendencia a juzgarlos

(Cuantas veces decimos a alguien: rezaré por ti. Ello supone entrar profundamente en el otro y rezarle a Dios desde su centro. La compasión está en el corazón de nuestra plegaria por los otros. Cuando rezo por el mundo, me convierto en el mundo). 

 
Tampoco la gratitud es una enseñanza moral, sino una respuesta espontánea al descubrimiento de que somos amados. La gratitud brota del reconocimiento de que todo lo que existe es don divino, fruto del amor. La fecundidad y la gratitud van siempre unidas, agradecer multiplica. Podemos vivirla también como una disciplina, es decir, el esfuerzo explícito por reconocer que todo lo que soy y lo que tengo me ha sido dado como don de amor, don que tengo que celebrar con alegría (Devuélveme la alegría de la salvación). Optar por la gratitud en vez de quejarme y lamentarme; puedo ser agradecido cuando alguien me critica, aunque mi corazón responda con amargura; puedo optar por hablar de la bondad y la belleza, aunque mi ojo interno siga buscando a alguien para acusarle de algo feo. Puedo elegir perdonar y sonreír, y así, a pesar de todo, conseguiré vivir plenamente esta cualidad del discípulo.

(Ideas de Henri Nouwen)

lunes, 23 de septiembre de 2019

EL AMOR ES MÁS FUERTE

"Las amistades verdaderas duran porque el auténtico amor es eterno. Una amistad en la que el corazón habla al corazón es un don de Dios y ningún don que venga de Dios es temporal ni ocasional. Todo lo que viene de Dios participa de su vida eterna. El amor entre las personas, cuando es dado por Dios, es más fuerte que la muerte. En ese sentido, las verdaderas amistades continúan más allá de los límites de la muerte. Cuando has amado profundamente, ese amor puede hacerse incluso más fuerte después de la muerte de la persona a la que amas... Aquellos a los que has amado profundamente y que han muerto viven en ti, no solo como recuerdos sino como una presencia real"

Henri Nouwen

lunes, 16 de septiembre de 2019

UNA PALABRA CREADORA

Tomar las Sagradas Escrituras y leerlas es lo primero que tenemos que hacer para abrirnos a la llamada de Dios. Convertir la lectura bíblica en hábito, en costumbre, y no conformarnos con la lectura cotidiana de la Eucaristía o el rezo en común, sino hacer una lectura personal. Una lectura pausada, orante, abierta. Murmurarla, rumiarla, incluso cantarla. Llevarla al corazón. La Palabra de Dios es sacramental, es sagrada, hace presente lo que expresa. Hace arder nuestro corazón, como a los discípulos de Emaus, cuando Jesús les hablaba. La Palabra de Dios es creadora, porque para Dios hablar es crear (Génesis). La Palabra de Dios no es una palabra que debamos aplicar a nuestra vida diaria algún lejano día: es una palabra que nos sana en y a través de nuestra escucha, aquí y ahora.

(Ideas de Hentri Nouwen)

domingo, 1 de septiembre de 2019

EL GRAN DESAFÍO DE LA VIDA

"Aun cuando tratamos de tener el control de nuestra realidad y determinar el curso de nuestra existencia, debemos reconocer que la vida es un gran misterio para nosotros. Aunque hayas trabajado muy duramente en la vida para construirte una carrera de éxito y para dar a tu familia un hogar feliz, algunos de los factores principales que determinaban el desarrollo de los acontecimientos no estaban en modo alguno bajo tu control. Muchas cosas que te han sucedido a ti han sido tan importantes como las cosas que han sucedido a través de ti. Hace cincuenta años, ni tú ni nadie habría podido prever la situación actual. ¡Y qué inútil es para nosotros tratar de predecir nuestro futuro, inmediato o lejano...! Cosas que nos han ocasionado una gran ansiedad han resultado después totalmente insignificantes, y cosas a las que no habíamos dedicado ninguna atención antes de que sucedieran son, de hecho, las que nos han cambiado la vida. Así, nuestra autonomía está enraizada en un terreno desconocido. Esto constituye el gran desafío: ser tan libres que podamos ser obedientes; ser tan autónomos que podamos ser dependientes; poseer un control tan seguro que podamos rendirnos. Aquí estamos tocando la gran paradoja de la vida: vivir para ser capaces de morir. Ésta es la esencia del desprendimiento. El desprendimiento no es lo contrario de la autonomía, sino su fruto. ¡Hay que ser un buen conductor para saber cuándo hay que usar los frenos!"

Henri Nouwen
Una carta de consuelo

jueves, 29 de agosto de 2019

ESTO ES LA VIDA ESPIRITUAL...

Es importantísimo que escuchemos lo que dice Jesús de nosotros. Oír que somos hijos amados del Padre, y oírlo no sólo con la cabeza sino con las entrañas, oírlo de modo que toda nuestra vida cambie radicalmente. Dice la escritura:

 “Con amor eterno te amé. Tu nombre está escrito en la palma de mi mano desde la eternidad. Te modelé en lo profundo de la tierra y te entretejí en el vientre de tu madre. Te amo. Te abrazo. Tú eres mío, yo soy tuyo, tú me perteneces”. 

 Tenemos que oírlo, muchas veces, siempre, porque si podemos escuchar esta voz que nos habla desde el principio de los tiempos y por toda la eternidad, entonces nuestra vida se convertirá cada vez más en la del amado, Porque esto es lo que somos y lo que estamos llamados a ser. Este conocimiento espiritual irá creciendo hasta transformar nuestra vida cotidiana. Habrá algunos que te rechacen, nos elogiarán o sufriremos pérdidas y tropiezos, pero ya no vivirás todo eso como una persona que sigue buscando su identidad. Lo viviremos como una persona amada. 

Viviremos el dolor, la angustia, el éxito y el fracaso como personas que saben quienes son, porque han escuchado la voz del primer amor. Esto y no otra cosa es la vida espiritual.

(Ideas de Henri Nouwen)

lunes, 26 de agosto de 2019

QUE TODOS SEAN UNO

"En su condición de  sacerdote absolutamente convencido de su catolicismo pero desvinculado de las actitudes religiosas provincianas, dado que estaba viviendo fuera de su propio país, Henri se convirtió en un puente católico para la América protestante. Jamás se sintió amenazado por las actitudes protestantes y trataba a todas las personas como invitados y como buscadores. Su amistosa generosidad de espíritu le llevó hacia adelante y aprendió de todos" (Michael O´Laughlin

"Henri tenía el carisma propio de un unificador. Se decantó por minimizar la importancia de las diferencias, por dejar a un lado las contradicciones, y prefirió ir directamente al corazón de las situaciones y de las personas, descubriendo en ello una unidad más profunda" (Jean Vanier)

Tomado de: "El amado de Dios. Biografía espiritual de Henri Nouwen" (DDB, 2006)

viernes, 23 de agosto de 2019

DEL OPTIMISMO A LA ESPERANZA

El optimismo y la esperanza son dos actitudes radicalmente diferentes. El optimismo es la expectativa de que las cosas mejorarán. La esperanza es confiar en que Dios cumplirá sus promesas para con nosotros y que, cumpliéndolas, nos llevará a la verdadera libertad. El optimismo se refiere a cambios concretos en el futuro. La persona con esperanza vive el momento con el conocimiento y la confianza de que todo en la vida está en buenas manos”.

Henri Nouwen

domingo, 18 de agosto de 2019

SILENCIO INTERIOR

Guarda silencio y reconoce que yo soy Dios” (Salmo 46, 10) Estas son palabras para que las llevemos con nosotros en nuestras vidas trajinadas. Podremos pensar en el silencio, en contraste con nuestro mundo ruidoso. Pero quizá podamos ir más allá y mantener un silencio interior aun mientras seguimos en nuestro quehacer cotidiano. Es importante mantener un lugar silencioso en el “mercado”. Ese es el lugar donde Dios puede morar y hablarnos. También es un lugar desde donde nosotros podemos hablar de manera sanadora con todas las personas con que nos encontramos en nuestro ocupado día. Sin ese lugar silencioso empezamos a dar vueltas como un trompo. Nos convertimos en personas aceleradas, que corren de un lugar a otro sin dirección determinada. Pero con ese silencio Dios puede ser nuestro guía en todo lo que pensamos, decimos o hacemos.   

Henri Nouwen

martes, 13 de agosto de 2019

AMAR NUESTRA CONDICIÓN HUMANA ROTA

¡Cuántas heridas traemos con nosotros!. Las traemos también cuando entregamos nuestra vida a Dios. Cuanto más nos abrimos para ser curados, más hondas se muestran nuestras heridas. La tentación es el desánimo. Pero no hay que temer, porque el simple hecho de ser más consciente de nuestras heridas nos muestra que Dios nos da fuerzas para enfrentarlas, y convertirlas en fuentes de bendición, para nosotros y para los otros. El reto es vivir con nuestras heridas, en vez de pensar sólo en ellas. Mejor llorar que preocuparse; sentirlas, mejor que comprenderlas; dejar que sean parte de tu silencio mejor que hablar siempre de ellas. Tus heridas serán sanantes cuando las pongas al servicio de tu corazón. El dolor es el lugar donde nace la compasión de Dios, me hace reconocer los pecados del mundo, y los míos propios. El dolor también es oración. El dolor es la disciplina del corazón que ve el pecado del mundo, y es también el doloroso precio para alcanzar la libertad, sin la cual el amor no puede surgir. El dolor es una parte muy importante de mi oración, porque me prepara para llegar a ser como el Padre, cuya única autoridad es la compasión. Une tu dolor al dolor del mundo, al dolor de Jesús, y entrarás en una vida realmente compasiva
RECUERDA: Nuestra aflicción encierra siempre una bendición oculta. (Lee las Bienaventuranzas).

(Ideas de Henri Nouwen)

miércoles, 7 de agosto de 2019

TODO ME HABLA DE DIOS

 "Cuando Dios se hizo carne en Jesucristo se unieron lo no creado y lo creado, lo eterno y lo temporal, lo divino y lo humano.  Esta unidad significa que ahora todo lo que es mortal señala hacia lo inmortal, todo lo finito hacia lo infinito. En y a través de Jesús, toda la creación se ha convertido en un espléndido velo a través del cual se nos revela el rostro de Dios. 

Esto se llama la propiedad sacramental del orden de la CreaciónTodo lo que existe es sagrado, porque todo lo que es habla del amor redentor de Dios. Mares y vientos, montañas y árboles, el sol, la luna y las estrellas, y todos los animales y las personas se han vuelto sagradas, y nos ofrecen la posibilidad de ver destellos de Dios".

Henri Nouwen
Pan para el viaje
Lumen

domingo, 4 de agosto de 2019

COMUNIDAD

"La comunidad es como un gran mosaico. Cada pequeña pieza parece insignificante. Una pieza es de un rojo brillante, otra de un azul pálido o de un verde apagado, otra de un morado cálido, otra de un amarillo fuerte, otra de un dorado brillante. Algunas parecen preciosas, otras ordinarias; algunas valiosas, otras vulgares; algunas llamativas, otras delicadas. Como piedras individuales podemos hacer poco con ellas, salvo compararlas entre sí y emitir un juicio sobre su valor y belleza. Pero cuando todas estas pequeñas piezas son reunidas armónica, sabiamente en un gran mosaico, componiendo con ellas la figura de Cristo, ¿quién se preguntará nunca la importancia de cada una de ellas? Si una de ellas, hasta la más pequeña, falta, la cara está incompleta. Juntas en un mosaico, cada piedra pequeña es indispensable y contribuye de una forma única, indispensable, a la gloria de Dios. Eso es la comunidad. La asociación de personas sin importancia que juntas hacen a Dios visible en el mundo".

Henri Nouwen
¿Puedes beber este caliz?
PPC

lunes, 29 de julio de 2019

SÉ PACIENTE Y CONFÍA...

"Es difícil ser paciente. No sólo significa esperar hasta que pase algo sobre lo cual no tenemos control: la llegada del autobús, el fin de la lluvia, el regreso de un amigo, la resolución de un conflicto. La paciencia no significa esperar pasivamente hasta que otra persona haga algo. La paciencia nos pide vivir el momento plenamente, estar completamente presentes en el momento, saborear el aquí y ahora, estar donde estamos. Cuando estamos impacientes, tratamos de escapar del lugar donde estamos. Nos comportamos como si lo importante sucederá mañana, luego, y en otro lugar. Sé paciente y confía que el tesoro que buscas está escondido en la tierra que pisas".

Henri Nouwen
Pan para el viaje

domingo, 28 de julio de 2019

HENRI NOUWEN: UN LIBRO ABIERTO

"(En sus libros) todo lo que (Henri Nouwen) decìa lo llevaba a ras de tierra y lo hacìa suyo, añadièndole un toque personal.  A medida que fue escribiendo cada vez màs acerca de sus experiencias, sus decisiones y sus preocupaciones, su propia vida personal se convirtiò en una parte importante de su mensaje. Los libros y la vida de Henri Nouwen se solapaban y entremezclaban constantemente. A la larga, su vida como escritor de libros espirituales acabó por ser un libro abierto, en el cual podemos leer y del que podemos aprender extraordinariamente". 

Michael O,Laughlin
El amado de Dios
Biografìa espiritual de Henri Nouwen
DDB

jueves, 18 de julio de 2019

NUESTRA COPA DE DOLOR ES TAMBIÉN NUESTRA COPA DE GOZO

"¿Podéis beber la copa de amargura que yo he de beber? Cuando Jesús les preguntó esto a Santiago y a Juan, y cuando ellos, impulsivamente, respondieron «podemos», Jesús hizo esta predicción aterradora, pero al mismo tiempo llena de esperanza: «Muy bien; beberéis la copa». La copa de Jesús sería su copa. Lo que Jesús viviría, también lo vivirían ellos. Jesús no quiere que sus amigos sufran, pero sabía que para ellos, como para él, el sufrimiento era el único y necesario camino hacia la gloria. Más tarde diría a dos de sus discípulos: «¿No era preciso que el Mesías sufriera todo esto antes de entrar en su gloria?» (Le 24,26). La «copa del dolor» y la «copa del gozo» no pueden separarse. Jesús sabía muy bien esto, aunque en medio de su angustia en el huerto, cuando su alma estaba «triste hasta la muerte» (Mt 26,38), necesitara un ángel del cielo para recordárselo. Nuestra copa está a menudo tan rebosante de dolor que nos parece imposible que quepa en ella el más mínimo gozo. Cuando se nos estruja como racimos, no podemos pensar en el vino en el que nos convertiremos. La  pena nos abruma, nos hace postrarnos por tierra, con nuestra cara pegada al polvo, y sudamos gotas de sangre. Entonces se nos tiene que recordar que nuestra copa de dolor es también nuestra copa de gozo y que un día seremos capaces de saborear el gozo tan plenamente como ahora saboreamos el dolor".

Henri Nouwen

domingo, 7 de julio de 2019

LA GRAN DECISIÓN

"El problema de dónde vivir y qué hacer es realmente insignificante comparado con la cuestión de cómo mantener los ojos del corazón puestos en Dios. Puedo enseñar en Yale, trabajar en la panadería de la abadía de Genesee, o jugar con los niños pobres en Lima, y sentirme inútil, desdichado, desgraciado y deprimido en todas esas situaciones.El perfecto lugar, empleo, vocación o ministerio no existe. Puedo sentirme contento o descontento en cualquier situación. Me consta, porque es algo que me ha pasado. Me he sentido desgraciado y gozoso al mismo tiempo, tanto en situaciones de abundancia como de pobreza, de popularidad como de anonimato, de éxito como de fracaso. La diferencia nunca dependía de la situación en sí, sino siempre de mi estado mental y espiritual. Cuando sabía que andaba con Dios, estaba en paz y me sentía contento. Cuando me embrollaba en mis propias quejas y penas emocionales, me sentía inquieto y fragmentado. Ahora que tengo que tomar una decisión acerca de mi porvenir, me doy cuenta de una simple verdad: si hago esto o aquello o lo de más allá, durante los próximos cinco, diez o veinte años, no es gran decisión. Entregarme plena e incondicionalmente a Dios, sin temor, sí lo es. Saber esto ha sido mi liberación".

Henri Nouwen
En busca de paz

sábado, 6 de julio de 2019

LA EUCARISTÍA: COMUNIÓN, COMUNIDAD, MINISTERIO.

La Eucaristía es siempre una misión. La Eucaristía, que nos ha liberado de nuestra paralizadora sensación de pérdida y nos ha revelado que el Espíritu de Jesús habita en nosotros, nos faculta para salir al mundo y llevar la buena noticia a los pobres, devolver la vista a los ciegos y la libertad a los cautivos, y proclamar que Dios ha mostrado nuevamente su parcialidad en favor de todos. Pero no se nos envía solos; se nos envía con nuestros hermanos y hermanas, que también saben que Jesús habita en ellos.

La dinámica que brota de la Eucaristía es la que va de la comunión a la comunidad, y de ésta al ministerio. Nuestra experiencia de comunión nos envía primero a nuestros hermanos y hermanas para compartir con ellos nuestras historias y construir con ellos un cuerpo de amor. Luego, como comunidad, podemos salir en todas las direcciones y llegar a toda la gente.

Henri Nouwen
Con el corazón en ascuas

viernes, 28 de junio de 2019

BENDICIÉNDONOS LOS UNOS A LOS OTROS

Bendecir quiere decir decir cosas buenas. Debemos bendecirnos los unos a los otros constantemente. Los padres necesitan bendecir a sus hijos, los hijos a sus padres, los esposos a sus esposas, las esposas a sus esposos, los amigos a sus amigos. En nuestra sociedad, tan llena de maldiciones, debemos llenar todos los lugares donde estamos con nuestras bendiciones. Olvidamos con mucha facilidad que somos los hijos amados de Dios y permitimos que las muchas maldiciones de nuestro mundo oscurezcan nuestro corazón. Por lo tanto, necesitamos que se nos recuerde que Dios nos ama y recordar a otros que ellos también son amados. Sea que la bendición se diga en palabras o por medio de gestos, de manera formal o informal, nuestras vidas necesitan ser vidas bendecidas.

Henri Nouwen
Pan para el viaje

viernes, 21 de junio de 2019

CONVERTIRNOS EN CUERPO DE CRISTO

La eucaristía es el sacramento por medio del cual llegamos a ser un cuerpo. Convertirse en un cuerpo no es llegar a ser un equipo, un grupo, si siquiera una confraternidad. Convertirse en un cuerpo es llegar a ser el Cuerpo de CristoEs llegar a ser el Señor viviente, visiblemente presente en el mundo. Es, tal como se ha dicho con frecuencia, llegar a ser el cuerpo místico de Cristo. Pero en el ámbito de lo espiritual, místico y real significan lo mismo.

Henri Nouwen
Pan para el viaje

lunes, 17 de junio de 2019

PREPARADOS PARA EL RECHAZO

Jesús, el Hijo Amado de Dios, es perseguido. Este mundo no le da la bienvenida a Él, que es pobre, manso, que llora, que tiene hambre y sed de justicia, que es misericordioso, puro de corazón y pacificador.  El bienaventurado de Dios es una amenaza al orden establecido y una fuente de constante irritación para aquellos que se consideran los amos de este mundo. Sin acusar a nadie, es considerado un acusador, sin condenar a nadie hace que ciertas personas se sientan culpables y avergonzadas, sin juzgar a nadie quienes lo ven se sienten juzgados.  No pueden tolerarlo y debe ser destruido, porque dejar que siga existiendo les parece como confesar la propia culpa.  Cuando trabajamos y luchamos para llegar a ser como Jesús, no podemos esperar que se nos admire. Debemos estar preparados para que se nos rechace.

Henri Nouwen
Pan para el viaje

jueves, 13 de junio de 2019

CUANDO LLEGA LO NUEVO

"Sabes que algo totalmente nuevo, verdaderamente unico, esta sucediendo dentro de ti. Esta claro que algo esta muriendo en ti y algo esta naciendo. Debes permanecer atento, tranquilo y obediente a tus mejores intuiciones. Sigues preguntándote: “ ¿Qué pasa con las cosas que hice y dije en el pasado? ¿Qué hay de mis numerosas opciones en el futuro?” De repente, te das cuenta de que estas preguntas ya no tienen sentido. En la nueva vida a la que estas ingresando, ya no surgiran. Los decorados del escenario que por tanto tiempo configuraron el fondo de tus pensamientos, palabras y acciones estan siendo retirados lentamente, y sabes que no volveran. Sientes una extraña tristeza. Emerge una enorme soledad, pero no estas asustado. Te sientes vulnerable pero a salvo al mismo tiempo. Jesus esta donde estas tú, y puedes confiar en que te indicará el proximo paso".

Henri Nouwen
La voz interior del amor

domingo, 9 de junio de 2019

EL VERDADERO AMIGO

"Cuando nos preguntamos honestamente cuáles personas son más importantes y queridas en nuestras vidas, descubrimos a menudo que son aquellas que, en lugar de brindar consejos, soluciones o curas, eligen mejor compartir nuestro dolor y tocar nuestras heridas con mano tierna y cariñosa. El amigo que puede guardar silencio con nosotros en un momento de desesperación o confusión, que puede quedarse con nosotros a la hora de una pena y pérdida, que puede admitir no saber, no curar, no sanar y sin embargo encarar con nosotros la realidad de nuestras debilidades; eso es un verdadero amigo".

Henri Nouwen

sábado, 8 de junio de 2019

TODOS ELEVADOS CON JESÚS

La muerte y resurrección de Jesús es la forma que Dios tiene de abrir a todos los seres humanos la puerta hacia la vida eterna. Jesús dijo: Y yo, cuando sea levantado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí (Juan 12,32). Y es verdad, todos los seres humanos, de todos los tiempos y lugares, son elevados con Jesús en la cruz, hacia la vida nueva de la resurrección. Es de este modo como la muerte de Jesús es una muerte para toda la humanidad, y la resurrección de Jesús, una resurrección para toda la humanidad. 

 Ninguna persona, del pasado, del presente o del futuro, está excluida del gran pasaje de Jesús de la esclavitud a la libertad, de la tierra de cauteverio a la tierra prometida, de la muerte a la vida eterna.

Henri Nouwen

domingo, 2 de junio de 2019

LA EUCARISTÌA EXPRESA LA VIDA

"El acontecimiento eucarístico revela las más profundas experiencias humanas, como la tristeza, la atención a los demás, la invitación, la intimidad y el compromiso. Resume la vida que estamos llamados a vivir en el Nombre de Dios. Sólo cuando reconocemos la riquísima red de conexiones entre la Eucaristía y nuestra vida en el mundo, puede aquélla ser «mundana», y nuestra vida «eucarística»".

"El mundo está lleno de historias, de rumores, de predicadores y de evangelizadores. Existen buenas razones para un cierto escepticismo. Quienes no acuden con nosotros a la Eucaristía no son mejores ni peores que nosotros. También ellos han oído la historia de Jesús y, por lo general, han sido bautizados; algunos incluso han frecuentado la iglesia durante más o menos tiempo. Pero luego, poco a poco, la historia de Jesús se ha convertido para ellos en una historia de tantas, la Iglesia en una pesada carga, y la Eucaristía en un simple rito".

"En la Eucaristía se nos pide que abandonemos la mesa y que vayamos con nuestros amigos a descubrir juntos que Jesús está realmente vivo y nos llama a todos a formar un nuevo pueblo: el pueblo de la resurrección".

Henri Nouwen
Con el corazòn en ascuas

viernes, 24 de mayo de 2019

UN AMOR VULNERABLE

"Estoy profundamente convencido de que el líder cristiano del futuro está llamado a ser alguien completamente irrelevante, y a presentarse ante el mundo ofreciendo solamente su persona totalmente vulnerable. Así es como Jesús vino a revelarnos el amor de Dios. El gran mensaje que debemos ofrecer, como servidores de la Palabra de Dios y discípulos de Jesús, es que Dios nos ama no por lo que hacemos o logramos, sino porque nos nos ha creado y redimido por amor y nos ha escogido para proclamar ese amor como la verdadera fuente de toda vida humana".

Henri Nouwen
"En el nombre de Jesús"
PPC

domingo, 28 de abril de 2019

AMAR A LA IGLESIA

Amar a la Iglesia no exige de nosotros emociones románticas. Exige, eso sí, la voluntad de ver al Cristo vivo entre su gente y amarla como queremos amar al mismo Cristo. Esto es válido no solamente para la gente "pequeña", los pobres, los oprimidos, los olvidados, sino también para la gente "grande", los que ejercen la autoridad en la Iglesia. 

 Amar a la Iglesia significa estar dispuestos a encontrar a Cristo  en cualquier lugar de la Iglesia donde vayamos. Este amor no significa estar de acuerdo o aprobar las acciones de todos.  Por lo contrario, nos puede llamar a enfrentarnos con aquellos que ocultan a Cristo de nuestra visión. Pero sea que enfrentemos o afirmemos, critiquemos o alabemos, solamente podemos dar fruto cuando nuestras palabras y acciones provienen de corazones que aman a la Iglesia.

Henri Nouwen
Pan para el viaje

miércoles, 24 de abril de 2019

NO TENGAN MIEDO

Con su vida y su ministerio, Jesús enseñó a sus discípulos a no rendirse ante el miedo. Cuando los discípulos, sorprendidos por una gran tormenta en medio del lago, se llenaron de miedo, ¡Jesús dormía en la barca! Nosotros, como aquellos primeros discípulos, cada vez que el miedo nos domina, deseamos despertar a Jesús gritando llenos de ansiedad: «¡Sálvanos, Señor, que perecemos!». Y él replica: «¿Por qué estáis tan asustados, hombres de poca fe?». A continuación, Jesús increpa a los vientos y al lago, y sobreviene la calma (véase Mt 8,23-27). También escucharon esta voz las mujeres que se acercaron a la tumba y vieron que la piedra del sepulcro había sido corrida: «¡No tengáis miedo! ¡No tengáis miedo! ¡No tengáis miedo!».

Esto mismo dice el Señor cuando se aparece a los discípulos en la habitación superior después de la resurrección: «¡Ánimo, soy yo! ¡No tengáis miedo!» (Mt 28,10). «Yo soy un Dios de Amor que te invita a recibir dones de alegría, paz y gratitud y a dejar que tus miedos se esfumen, de forma que empieces a compartir eso de lo que tanto temes desprenderte». Cristo te invita a dejar la casa del miedo y trasladarte a la casa del amor: a pasar de un lugar de cautiverio y a instalarte en un espacio de libertad. «¡Ven conmigo, entra en mi casa, que es la casa del amor!».

Henri Nouwen
 Formación Espiritual

sábado, 20 de abril de 2019

UN DILEMA ESPIRITUAL

¿Deseamos estar con Cristo en la resurrección? Parecería que la mayoría de nosotros no esperamos esa nueva vida sino que, en cambio, estamos haciendo todo lo posible por prolongar nuestras vidas mortales. Sin embargo, a medida que ahondamos nuestra vida espiritual, la vida en comunión con el Señor resucitado, gradualmente hacemos contacto con nuestro deseo de franquear la puerta que nos llevará de la muerte a una vida eterna con Cristo. Esto no es un deseo de muerte, sino un deseo de ver cumplidos todos nuestros deseos. Pablo experimenta este deseo con mucha fuerza: Para mí la vida es Cristo y una ganancia el morir. Pero si vivir en la carne significa para mí trabajo fecundo, no sé qué escoger...Me siento apremiado por las dos partes: por una, deseo partir y estar con Cristo, lo cual, ciertamente, es con mucho lo mejor; pero, por otra parte, quedarme en la carne es más necesario para ustedes (Filipenses 1, 21-24). Este es un dilema que pocos de nosotros experimentamos, pero pone al descubierto el núcleo de la vida espiritual.

Henri Nouwen
Pan para el viaje

viernes, 19 de abril de 2019

EL AMOR PERMANECE

"La esperanza y la fe terminan cuando morimos. Pero el amor permanece. El amor es eterno. El amor viene de Dios y vuelve a Dios. Cuando muramos perderemos todo lo que la vida nos da, excepto el amor. El amor con que vivimos nuestras vidas es el amor de Dios en nosotros. Es el núcleo divino indestructible de nuestro ser. Este amor no solamente permanecerá sino que también llevará fruto, de generación en generación.

Cuando nos acerquemos a la muerte digámosle a los que dejamos atrás: Que sus corazones no se perturben, porque el amor de Dios que vive en mi corazón vendrá a ustedes, y les ofrecerá consuelo y les reconfortará".

Henri Nouwen
Pan para el viaje