lunes, 14 de agosto de 2017

LA IGLESIA QUE HIERE.

“Con frecuencia la Iglesia nos hiere en lo más vivo. Las personas con autoridad religiosa nos hieren a  menudo con sus palabras, o actitudes y exigencias. Precisamente porque nuestra religión  nos pone frente a cuestiones relativas a la vida y a la muerte, nuestra sensibilidad religiosa puede sentirse herida con extrema facilidad. Los ministros y  los sacerdotes raramente se dan perfecta cuenta de cómo una observación crítica, un gesto de rechazo, una muestra de impaciencia pueden ser recordados de por vida por aquellos a quienes fueron dirigidas.
Es tal la necesidad de dar un sentido a la vida, de confortación, de dar consuelo, de perdón  y reconciliación, de restablecimiento y salud, que a cualquiera que tenga un poco de autoridad en la Iglesia se le debería recordar de forma permanente que la mejor palabra para caracterizar a la autoridad religiosa es la palabra compasión.

Mantengamos nuestra mirada en Jesús, cuya autoridad 
se expresa en la compasión."

HENRI NOUWEN

lunes, 7 de agosto de 2017

EL CORRECORRE.

"Me impacta cada vez más la presión con la que vive la gente hoy en día.  Viven como escapando de una emergencia a otra. Nunca se está solo, ni quieto, ni libre: se está siempre  muy ocupado en algo que de ninguna manera puede esperar. Se tiene la impresión de que, en medio de todo este alboroto, perdemos el contacto con lo que es propiamente la vida.  
Siempre parecemos estar ocupados en nada en concreto. 
Mientras más alterados estemos...se hace más difícil reservar un espacio interior donde Dios pueda lograr que tenga lugar dentro de nosotros algo verdaderamente nuevo." 


HENRI NOUWEN. Carta a Marc sobre Jesús. 


(citada en Henri Nouwen Society site)

viernes, 28 de julio de 2017

COMPARTIENDO HUMANIDAD.

"La alegría está oculta en la compasión. La palabra compasión significa literalmente 'padecer con'. No parece muy probable que padecer con otro pueda producirnos alegría, sin embargo, estar con una persona que sufre, brindarle simplemente nuestra presencia a
alguien desesperado, compartir con un amigo momentos de confusión e incertidumbre...experiencias así pueden producirnos una honda alegría. No felicidad ni tampoco entusiasmo, ni una gran satisfacción, pero sí la alegría callada de estar allí para el otro y vivir en una profunda solidaridad con nuestros hermanos 
en esta familia humana.
A menudo, esta es una solidaridad en la debilidad, el quebranto o las heridas, pero conduce al corazón de la alegría que supone compartir nuestra humanidad con otros."

HENRI NOUWEN 




viernes, 21 de julio de 2017

SIN 'ETIQUETAS'.


"A veces tenemos que pasar por encima de nuestras heridas, de nuestra ira,  de nuestros celos, de nuestros sentimientos de rechazo y seguir adelante. La tentación es seguir cegados en nuestras emociones negativas, dándoles vueltas, como si fuera esa nuestra razón de ser. Pasamos a ser entonces: 
'el ofendido'
'el olvidado'
'el abandonado'
Sí. Podemos apegarnos a estas identidades negativas e incluso sacar de ellas un placer enfermizo.
Puede que resulte conveniente examinar bien estos oscuros sentimientos y tratar de descubir de dónde provienen, pero siempre llega el momento de pasar por encima de ellos, olvidarlos, y seguir viaje."


HENRI NOUWEN

martes, 11 de julio de 2017

EL AQUI Y AHORA...OTRA VEZ.

"La paciencia es una dura disciplina. No solo es esperar hasta que acontezca algo sobre lo que no tenemos ningún control: la llegada del autobús, que deje de llover, el retorno de un amigo, la solución de un problema. La paciencia no es esperar pasivamente hasta que otro haga algo sino que nos pide vivir el momento presente en su plenitud, estar completamente presentes para el momento, disfrutar del aquí y del ahora, estar donde estamos. Nos comportamos como si la cosa fuera a ocurrir mañana, más tarde o en otro lugar. 
Seamos pacientes y confiemos en que el tesoro que buscamos se halla escondido bajo el suelo que pisamos."

HENRI NOUWEN

lunes, 3 de julio de 2017

SIEMPRE LA VIDA.

"ESCOGE LA VIDA,
 ese es el llamamiento de Dios dirigido a nosotros y no hay un momento en que no haya que tomar esa decisión. 
 Dice Dios: <Yo invoco por testigos a los cielos y a la tierra de que os he propuesto la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge la vida para que vivas tú y tu descendencia> 
(Deuteronomio 30,19).
Vida y muerte las tenemos siempre delante. En nuestra imaginación, en nuestro pensamiento, en nuestras palabras, en nuestros gestos, en nuestras obras...incluso en lo que NO hacemos.
Esta elección de vida empieza en lo más íntimo de nosotros. Por debajo de una conducta vital muy afirmativa, puedo albergar pensamientos y sentimientos de muerte.
Lo más importante no es preguntarse ¿mataré? sino ¿llevo una bendición,  o una maldición en mi corazón?. La bala que mata no es más que el instrumento final del odio que se inició en mi corazón mucho antes de haber levantado el revólver."

HENRI NOUWEN

lunes, 12 de junio de 2017

NO OBLIGAR: OTRO MANDAMIENTO.

" Estoy convencido de que todo el que haya sido tocado profundamente por Jesús, descubrirá en sí mismo una llamada para compartir el amor de Jesús con los demás. No se trata de forzar a nadie a convertirse en cristiano o manipular a nadie para que se bautice, sino ser un signo viviente del amor que ha sido descubierto a través de Jesús y que necesita ser conocido. 
El deseo de proclamar a Jesús forma parte de la esencia de conocerlo y amarlo.  Esta proclamación puede realizarse de modos muy diferentes y de maneras muy diversas. No siempre tiene que ser con palabras....No todo el mundo es llamado a la misma tarea, y, una vez que conocemos a Jesús, vamos a ir descubriendo poco a poco cuál es nuestra forma particular de proclamar el evangelio. Pienso, sin embargo, que es un error creer que estamos llamados a salvar al mundo forzando a que otras personas acepten a Jesús o el bautismo. Eso sería apropiarse de un papel divino que no nos pertenece. Sólo Dios salva y el espíritu de Dios sopla donde quiere, incluso entre aquellos que no conocen a Jesús y nunca conocerán explícitamente nada sobre él. Creo que esto es un pensamiento bastante ortodoxo y no es en absoluto hereje o liberal."

HENRI NOUWEN.  Love, Henri. Letters on spiritual life.

(Traducción local. Este libro de unas 200 cartas de Nouwen sobre la vida espiritual todavía no ha sido publicado en español).
 ·