viernes, 22 de marzo de 2019

LOS FRUTOS CRECEN EN LA VULNERABILIDAD

"Hay una gran diferencia entre tener éxito y dar frutos. 
El éxito proviene de la fuerza, el control y la respetabilidad. La persona exitosa tiene la energía para crear algo, mantener el control de su desarrollo y ponerlo a la disposición de los demás en grandes cantidades. El éxito trae consigo muchas recompensas y muy a menudo la fama.
Los frutos, por el contrario, provienen de la debilidad y la vulnerabilidad. Y los frutos son únicos. Un niño es un fruto concebido en la vulnerabilidad; la comunidad es el fruto del fracaso compartido; y la intimidad es el fruto que crece en el roce de nuestras heridas. 
Recordémonos que el verdadero gozo proviene de los frutos y no del éxito".

Henri Nouwen
Pan para el viaje
LUMEN

miércoles, 20 de marzo de 2019

ORACIÓN

"Te pido que éste sea mi ministerio: 
unirme a la gente en su viaje 
y abrir sus ojos para que te amen"

Henri Nouwen

martes, 12 de marzo de 2019

UN TIEMPO A SOLAS CON DIOS

"Los invito a que se comprometan a pasar cada día un tiempo a solas con Dios para orar y meditar. La meditación bíblica es un método tradicional de oración en solitario. Seleccionando un versículo concreto de la lectura diaria del evangelio, o un salmo favorito, o bien una frase de una carta de Pablo, pueden construir un muro seguro alrededor de sus corazones que les permitirá prestar atención. Leer y recitar un texto sagrado no supone llenar el espacio vacío o limitar sus pensamientos espirituales, sino establecer unos límites en torno a él. A veces ayuda tomar una palabra o frase del texto y repetirla durante los momentos de oración individual. A algunas personas les va bien sentarse en silencio para concentrarse en la oración. Otras necesitan moverse y caminar lentamente para abrir la mente y el cuerpo a la presencia divina. Sobre todo al principio, cuanto te distraes fácilmente, ayuda recordar y repetir la palabra o frase que llamó tu atención. Así, la concentración y la conciencia pueden descender de forma gradual desde la mente hasta el corazón y permanecer ahí durante un extenso periodo, junto al corazón de Dios".

Henri Nouwen

lunes, 4 de marzo de 2019

SIN DIOS ESTAMOS PERDIDOS

"Conozco bien todas las direcciones que habéis tomado, todas vuestras elecciones. Son pocos los caminos de los que no sé nada. Si os sentisteis oprimidos, yo también. Si consultasteis a vuestros mentores, yo hice lo mismo. Como vosotros, me he emocionado ante nuevos libros y nuevas teorías, he puesto mi esperanza en un nuevo movimiento psicológico o espiritual, he confiado en un nuevo héroe y he invertido mi energía en una nueva forma de cambiarme a mí mismo o a los demás. Vosotros y yo no somos tan diferentes. Pertenecemos a un tiempo y una sociedad en los que penas hay fronteras o vías prohibidas.

Dentro de las iglesias hay tantas opiniones y percepciones como fuera de las iglesias. No hay virtud que no se considere pecado en algún lugar, ni determinados pecados que no se consideren virtud en alguna otra parte. A una distancia de apenas dos kilómetros, las personas dicen y piensan cosas diametralmente opuestas, llevan vidas diametralmente opuestas, y actúan de formas diametralmente opuestas. Existe una libertad enorme a la hora de escoger tu propia forma de pensar, de hablar o de actuar; y sea cual sea tu opción, habrá quien te elogie y quien te culpe, pero lo más probable será que muy pocos intervengan. Vosotros y yo estamos solos en un mundo que nosotros mismos nos construimos. Una libertad que da miedo. ¿Quién puede vivirla y no perderse?"

"Si prescindimos del amor de Dios en nuestras vidas, somos personas perdidas en el mar, sin anclas. Estamos solos y sin muros de apoyo, sin un suelo sobre el que caminar, sin un techo que nos proteja, sin una mano que nos guíe, sin unos ojos que nos miren con amor, sin un compañero que nos muestre el camino".

Henri Nouwen

viernes, 1 de marzo de 2019

CON DIOS ESTOY EN CASA

"Dejar el hogar es mucho más que un simple acontecimiento ligado a un lugar y a un momento. Es la negación de la realidad espiritual de que pertenezco a Dios con todo mi ser, de que Dios me tiene a salvo en un abrazo eterno, de que estoy grabado en las palmas de las manos de Dios y de que estoy escondido en sus sombras. Dejar el hogar significa ignorar la verdad de que Dios me ha moldeado en secreto, me ha formado en las profundidades de la tierra y me ha tejido en el seno de mi madre (Salmo 139,13-15). Dejar el hogar significa vivir como si no tuviera casa y tuviera que ir de un lado a otro tratando de encontrar una.

El hogar es el centro de mi ser, allí donde puedo oír la voz que dice: "Tú eres mi hijo amado, en quién me complazco"  —la misma voz que dio vida al primer Adán y habló a Jesús, el segundo Adán; la misma voz que habla a todos los hijos de Dios y los libera de tener que vivir en un mundo oscuro, haciendo que permanezcan en la luz. Yo he oído esa voz. Me habló en el pasado y continúa hablándome ahora. Es la voz del amor que no deja de llamar, que habla desde la eternidad y que da vida y amor dondequiera que es escuchada. Cuando la oigo, sé que estoy en casa con Dios y que no tengo que tener miedo a nada".

Henri Nouwen
El regreso del hijo pródigo

lunes, 25 de febrero de 2019

SENTIR LA BENDICIÓN DE DIOS EN MEDIO DE LA RUPTURA

"La gran llamada espiritual de los hijos amados de Dios es la de sacar a la luz su ruptura, desde el fondo de las tinieblas de la maldición, y ponerla al amparo de la luz de la bendición. No es tan fácil como parece al oírlo. Los poderes de las tinieblas que nos rodean son fuertes, y nuestro mundo encuentra un camino más fácil para manipular a las personas que se infravaloran que a las que se aceptan como son. Pero cuando escuchamos atentamente la voz del amado que nos llama, es posible vivir nuestra ruptura, no como confirmación de nuestro miedo de que somos algo sin valor alguno, sino como una oportunidad para purificar y profundizar la bendición que reposa sobre nosotros. El dolor físico, mental o emocional que se da, al amparo del signo de la bendición, es experimentado de manera radicalmente diferente a la de un dolor físico, mental o emocional vivido bajo la maldición. Hasta una pequeña carga, percibida bajo el sentimiento de nuestra nulidad, puede llevarnos a una profunda depresión, incluso al suicidio. 

En cambio, cargas grandes y pesadas se convierten en ligeras y fáciles de soportar cuando son vividas bajo la luz de la bendición. Lo que en un principio parecía intolerable, se convierte en un reto. Lo que parecía un motivo de depresión  se convierte en una fuente de purificación. Lo que parecía un castigo se convierte en una suave restricción. Lo que parecía un rechazo, se convierte en una vía de comunión más profunda.


De esa manera, es una gran tarea poder vivir, sentir la bendición en medio de nuestra ruptura".

Henri Nouwen
Tú eres mi amado

jueves, 21 de febrero de 2019

BENDICIONES

"Me di cuenta de la importancia de bendecir y ser bendecido, y pienso que es un signo del amado. Las bendiciones que nos damos mutuamente son expresiones de la bendición que anida en nosotros desde toda la eternidad. Es la más profunda afirmación de nuestro ser. No es suficiente con ser elegido. Necesitamos continuas bendiciones que nos permitan escuchar, de nuevas formas, que pertenecemos a nuestro Dios amoroso, que no sólo no nos va a abandonar jamás, sino que permanecerá con nosotros siempre. Que somos guiados por Dios en cada paso de nuestra vida".

Henri Nouwen
Tú eres mi amado
PPC